jueves, 15 de enero de 2009

Exigen terminal de trenes en la estación de Juan XXIII

Cansados de aguardar el ferrocarril a la intemperie, los vecinos de Juan XXIII, en Lomas de Zamora, solicitan a la empresa concesionaria del Ramal Ferroviario Línea Roca la construcción de una terminal.


Esperar el arribo del tren bajo la lluvia, en plena oscuridad o soportando las intensas temperaturas que se generan al no tener ningún reparo de los rayos del sol son sólo algunas de las cosas que los usuarios que concurren a la estación de Juan XXIII, en Lomas de Zamora, deben soportar a diario. Ante la "falta de respuesta" por parte de las autoridades del distrito, y de los encargados de la línea ferroviaria, UGOFE Línea Roca, los residentes de la zona claman y exigir una solución.
“Nuestro pedido es insólito, lo único que solicitamos es que coloquen una estructura segura para poder subir y bajar del tren. En este lugar no hay una terminal formada y tenemos que esperar la llegada del tren bajo las peores condiciones climáticas, es lamentable que nadie haga nada”, sentenció Alberto Flavio, que viaja en el ferrocarril para llegar a su trabajo. Y agregó: "El tren no frena para que los usuarios podamos descender, sino que sólo reduce la velocidad. Eso representa un peligro absoluto para nosotros".
Por otro lado, los pobladores de Juan XXIII, en Lomas de Zamora, estación ferroviaria actualmente en concesión de la Unión de Gestión Operativa (UGOFE), remarcan la “falta iluminación” en el lugar y compararon la zona con una “boca de lobo”.
“Por las noches la estación se encuentra completamente a oscuras, los focos se rompieron hace mucho tiempo y nunca más se volvieron a colocar. Realmente es muy peligroso esperar el tren en esas condiciones y esperamos que alguien escuche nuestro reclamo y decida brindarnos una pronta solución”, remarcó Mariana Fernández, vecina. Y afirmó: “Pasar debajo del puente cuando cae el sol, puede resultar muy riesgoso, porque en la oscuridad nunca se sabe lo que puede suceder”.
La extensión de la línea ferroviaria Roca, que llega a Juan XXII, atraviesa las estaciones Temperley, Hospital Español, Santa Catalina, Juan XXIII y Kilómetro 34; Kilómetro 33, De Elía, Tablada 29, San Justo, Brian y Haedo.

LARGAS ESPERAS PARA ACCEDER AL TREN
Otro de los problemas que deben afrontar los pasajeros que esperan en Juan XXII son las graves demoras que tiene la línea, lo que genera serios inconvenientes para muchas personas que utilizan el transporte para ir a trabajar.
“El tren pasa cuando el maquinista quiere, no hay ninguna planilla que contenga los horarios. Para poder ir a trabajar tengo que llegar a la estación con mucho tiempo de anticipación porque no respetan ninguna continuidad en los viajes. En varias oportunidades los trenes de la tarde aparecen recién a las 20, eso complica la vida de todos nosotros”, afirmó Luis, mientras aguardaba hacía 40 minutos el arribo de la formación.

2 comentarios:

Paula dijo...

¿es el ramal temperley haedo??

Paula dijo...

¿Es el ramal temperley haedo???